Busco un nuevo rumbo esperando que te olvides de mi. Parece que por fin vuelvo a ser yo. Dibujo dos caminos separados (siempre separados, siempre separados…), oigo tus quejas, noto como te alejas de mi, disfruto del silencio que se crea. Por fin, parece que este juego se ha terminado.

Escondí dentro de mi máscara de pena mi sonrisa cayó, no se quedó a la cena. Intenté rescatar todas las cosas buenas y capté que eras tu el que me daba pena. Cada segundo que apareces aquí trato de estar muy lejos, muy muy lejos ya no tengo miedo, no eres así. Trato de ser distinta, muy distinta.

0 Secretos: